Si buscas un espacio escenográfico y con mucha calidez… te presento el Estilo Industrial Es un estilo íntimamente ligado a la estética loft. En un intento de búsqueda de nuevos espacios, amplios y más baratos, los artistas e inmigrantes neoyorquinos se inclinan por este tipo de edificación. 

Se da generalmente en espacios amplios, cómo los que se suelen encontrar en depósitos, fabricas en desuso, galpones o cualquier lugar al que podamos adaptar con este fin. Incluso se asocia mucho a espacios mas actuales cómo son los modernos Loft. Si bien esto sería la situación ideal, deben saber que con ingenio y algunas ideas se pueden adaptar a este estilo también los espacios reducidos. Por lo tanto no desesperar, todo es posible en este Estilo increíble.

 

 

 

Surge con los jóvenes Neoyorkinos en la década de los años 50. Por un tema económico y la necesidad de espacio, comenzaron a ocupar fabricas en desuso, generosas en metros y luz. Esto marcó las características del Estilo Industrial cómo directrices para que se desarrolle de manera ascendente hasta la actualidad. Esto demuestra que es atemporal y transitando hoy su mejor época, porque se lo ha revalorizado y reconocido cómo un estilo competitivo con los clásicos del Interiorismo.

 

 

Muros de ladrillo, paredes de gran superficie y sin interrupciones visuales, vigas y caños a la vista, pisos y techos de hormigón, fueron el punto de partida para componer ambientaciones con el eje puesto en la estructura arquitectónica y la funcionalidad.

Para ambientar con este estilo tiene grandes ventajas porque es atemporal. Además, es ecléctico, en un espacio industrial pueden convivir una mesa con tapa de mármol, espejo, vidrio o madera, bibliotecas de hierro, una silla Luis XV y una lámpara de los años 60 en fibra de vidrio. La estructuración en estos interiores no está dada por los espacios divididos sino por el equipamiento y los muebles.

 

Te quiero guiar para que logres la magia que te ofrece un ambiente con diseño industrial.

La amplitud visual se potencia con grandes ventanales que, cuando además son altos, rebotan la luz en el cieloraso.

La decoración pasa por dejar a la vista la arquitectura lo máximo posible: caños, paredes y pisos de hormigón.

Los muebles y el equipamiento son de madera rústica, acero sin tratar, cuero, materiales usados, añejos y texturas que en sus terminaciones crudas aportan contraste y calidez.

 

                                                                          

Se busca desnudar la nobleza del material tanto como sea posible. La combinación cualquier estilo es el común denominador en cualquier caja arquitectónica de Estilo Industrial.

 

 

                                                          

                                   

Cuando se trata de hierro, el diseño nos recuerda los últimos años del siglo XIX y principios del 20: ruedas con la estética del ferrocarril o relojes, enormes, dentados, por ejemplo.

 

                                       

                                     

            Muebles metálicos, recordando contenedores ferroviarios y baúles que son, más bien, cajoneras con impresiones de números y letras clasificadoras.

 

 

                                     

Los muebles, decapados y desgastados, pueden ir pintados en colores fuertes, aunque desvaídos: aunque el verdadero protagonista es el negro, vemos azules, rojos, verdes o marrones.

 

 

                                                 

El mueble industrial original puede encontrarse en anticuarios  y ha pasado a ser un mueble con historia muy demandado y cotizado. Se mezcla con el vintage y el neorrústico. En la actualidad hay muy buenas reproducciones.

Una buena posibilidad es contar con muebles de oficio, como los de imprentas, talleres textiles, de lanas o cuero o industrias del vidrio, por ejemplo.

 

 

     

Cocinas y baños. En cocinas, el diseño industrial actual se materializa en acero inoxidable, tanto en muebles como en electrodomésticos. Para aligerarlos, combínalos con madera. En baños, se juega con sanitarios en diseños retro, con griferías antiguas. En ambos casos, puedes incrementar el efecto dejando alguna tubería a la vista y utilizando azulejos que imiten los antiguos.

 

Cómo usar muebles en el estilo industrial

Al amparo de este estilo ha surgido el nuevo industrial que reproduce estas piezas y recrea muebles y ambientes con otros elementos decorativos.

  • Las piezas son visualmente pesadas, así es que conviene combinarlas con otras más ligeras así como con fondos luminosos. El blanco es una buena apuesta para destacarlas
  • Una buena iluminación es fundamental. También encontrarás lámparas apliques de este estilo.
  • Es preferible que tengas alguna pieza protagonista y la destaques a que satures el ambiente.

 

     

Pisos entablonados rústicos y una caja arquitectónica blanca pueden hacer la diferencia! En este estilo una paleta de color monocromática genera espacios visualmente mas livianos 

 

 

                                           

Mostrar vigas y cañerías: Desnudar la estructura es un rasgo fundamental de este estilo. Y no sólo en la arquitectura; también muebles y luminarias pueden revelarse en toda su materialidad, por ejemplo en madera natural, hierros algo oxidados o chapa.

 

 

 

Usá metales: El acero, hierro, aluminio, son materiales característicos de este estilo, y presentes en mesas, sillas, lámparas y todo tipo de accesorios. La madera acompaña, y es ideal usarla al natural, en tonos mate, para aportar una dosis de calidez.

 

 

Reciclá y reusá: Materiales con pintura gastada u óxido decapado funcionan perfecto con esta estética. A la hora de recuperar muebles usados, lo ideal es utilizar pátinas de color cobre u óxido. Lo ideal son pocas piezas de mobiliario y siempre atadas a una función, por naturaleza, este estilo es simple y minimalista.

 

 

 

Cuidá la paleta de colores y texturas: Este estilo es amigo del blanco, negro, gris, beige, habano y no mucho más que esto. Esto se debe a que el eje está puesto en la estructura y en la función, y el color no debe empañar ni distraer. Para aportar calidez, en esta gama de colores pueden funcionar muy bien los linos, algodones y especialmente la arpillera.

 

Via: lilou73.tumblr.com, /kimobel.wordpress.com, www.paulinaarcklin.nl, dustjacket-attic.com, sarahandbendrix.com, casa.abril.com.br, archdaily.com, http://www.apartmenttherapy.com, forodecoracion.facilisimo.com, homedit.com, 

Newsletter

Subscribite a mi Newsletter para recibir todas las novedades de mi Blog


Quiero contarte algo sobre mí, para que empieces a conocerme! 

Mi nombre es Marta L. Joison  
Cursé estudios en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, tengo una extensa trayectoria profesional. Realice  Proyecto, dirección de Obras de Arquitectura e Interiorismo y el asesoramiento express cómo Deco-Coach, cubriendo así, de forma integral todas las etapas del proyecto.

Conoce más sobre mi